10 inconvenientes del Aprendizaje basado en Proyectos

DSC_0251   Trabajar por proyectos conlleva una serie de inconvenientes y dificultades no siempre afrontadas con eficacia y decisión. Estas son, a mi juicio, los inconvenientes más destacables.

   1. La ausencia de modelos estables y homogéneos para implementar nuevas prácticas es un serio inconveniente. Se hace preciso proponer interpretaciones particulares que dependerán de las experiencias que cada uno vivamos. Lo que para unos es un inconveniente para otro puede suponer un reto y una motivación.

2. La inmensa mayoría de los profesionales de la educación optan por una práctica tradicional, lo que supone un obstáculo para la implantación del modelo AbP. Es tarea de todos llevar a cabo una labor de concienciación que nos permita avanzar llegar a acuerdos aceptados por todos.

3. Necesitamos desarrollar un proceso de formación del profesorado que puede resultar complejo y costoso. Hasta el momento ni los cursos propuestos ni la práctica educativa han demostrado ser capaces, por sí solos, de modificar los planteamientos metodológicos de la mayor parte del profesorado. Sólo un proceso de reflexión serio y aceptado por los docentes puede ayudarnos a llegar a una nueva forma de afrontar la práctica educativa. Para ello necesitamos tiempo, apoyo y motivos para afrontar la tarea. Tiempo porque los cambios no se producen de la noche a la mañana. Apoyo porque en muchos casos las iniciativas son individuales, aisladas y esporádicas. Motivos porque nos enfrentamos a una idea que igual que ilusiona produce un desgaste si no se toman las medidas oportunas.

4. Necesitamos apoyo de agentes externos que ayuden a iniciar el camino y tener a nuestra disposición materiales y recursos que nos permitan aliviar la ya enorme carga de responsabilidades que tenemos los docentes. Todo ello sin que suponga una hipoteca en el desarrollo de proyectos e ideas propias, pero sin tener que enfrentarnos a abismos de vacío que desaniman en ocasiones a quienes emprenden el proceso.

5. El trabajo por proyectos supone un incremento en el esfuerzo y cierta dificultad (o dificultad significativa), pues hay que planificar cuidadosa y rigurosamente, elaborar materiales y recursos no proporcionados, encontrar momentos y espacios patra el encuentro y el trabajo en equipo y ser capaces de acoger el espíritu de trabajo colaborativo.

6. Como la experiencia nos dice, nos parece apropiado plantear un escenario combinado, en el que no quepa ni el enfoque absolutista (sólo trabajo por proyectos) ni el enfoque maquillador (un ratito trabajamos por proyectos y el resto del tiempo recurrimos a lo clásico).

7. Necesitamos contar con la colaboración de las familias. En muchas ocasiones hay un trabajo fuera del aula para el que se hace necesaria la participación de los padres y madres, lo que conlleva una dificultad añadida para aquellos niños en situaciones familiares y sociales comprometidas. Es preciso, entonces, arbitrar estrategias que palíen esas diferencias con el fin de evitar brechas en el proceso.

8. La organización horaria de los colegios e institutos es un impedimento serio que nos obliga en ocasiones a desistir del desarrollo de un proyectio. Mientras no lleguemos a acuerdos para una distribución horaria flexible, adaptada a la metodología por proyectos, será difícil llevafr a cabo nuestra iniciativa.

9. Otro inconveniente es el diseño y distribución espacial de los centros educativos. La existencia de aulas pequeñas, con una distribución de los materiales y del mobiliario inadecuada imposibilita que podamos distribuir al alumnado de manera propicia al desarrollo del AbP. Precisamos de aulas más amplias, con mobiliario específico y conectadas entre sí para poder flexibilizar grupos y realizar agrupamientos adaptados al proyecto.

10. Si trabajamos con contenidos desorganizados y, en ocasiones, repetitivos o no adaptados a la realidad social y educativa tendremos un grave problema. Tenemos que proponer proyectos bien relacionados con las competencias, apostando por aceptar que vivimos en un marco cultural “mosaico”, lejos del clásico enciclopedismo. De este modo evitamos caer en una enseñanza memorística y superficial que no tiene trascendencia más allá del entorno escolar.

aprendizaje basado en proyectos, aprender por proyectos, proyectos, abp, ABP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies