Antonio, hace un año fuiste alma

 

   Hoy, Antonio, papá, yayo,ha amanecido suave y cielo. Hoy, como ayer,como hace un año, es azul la mañana, quieta. Parece distinta pero en realidad es la misma, que se ha hecho eterna para ti. No sabría decirle al viento qué me quedo de su melodía, pero como guardo tantas palabras tuyas seguro que encontraré la más exacta.

   Hay una luz amiga. Lo sé porque me ayuda a mirarte y reconozco todas y cada una de las sonrisas que nos regalaste cuando niños. En esa luz encuentro las mil razones para seguir viviendo en ti y mantener intacto el sonido de tu voz, madera y tierra bañada por el agua de nuestro inolvidable río.

¿Sabes? Cada día que hemos despertado sin ti ha sido una invitación a volver a tu mirada y la hemos recibido con la misma armonía con que aceptabas el encuentro. Así ha sido porque juntos aprendimos a celebrar la vida y así vamos a continuar, plenos en la vida que nos diste. Porque hoy, papá, debes saber que han nacido tantos deseos nuevos como gestos de amor guardamos. Que en cada ladera del Júcar hay un eco de tu paso por la vida y cuando volvamos a él, que volveremos porque también es nuestra casa, nos refugiaremos en el cristal de sus riberas. Allí estaremos para que nos cuentes de nuevo las historias de los sueños que pudiste cumplir y en los que nosotros fuimos siempre protagonistas.

Hoy es 15 de enero. Para siempre el día que fuiste alma. Para siempre el poema que supimos escribir y todos leeremos. Y cada verso servirá para hacer más ancho el futuro de los tuyos, sobre todo el de tu Jaime, con quien compartiste no solo el amor que te unió a él sino el color de tu Valencia querida. Quién sabe si cada imagen que él captura con el corazón no es un abrazo a la memoria de sus mayores. Quién sabe si no hablará el río eterno que besa tu Alcalá y se acuesta en el Mediterráneo de todos.

Hoy sabremos acompañar tu ausencia, pero debes saber que cada día te sentimos más cerca de la vida que nos regalaste. Porque la ausencia es una llamada al amor y en los brazos de tu memoria nos cobijamos para hacer de este día un canto a la vida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *