Carta IV a la nueva escuela. Competencias y aprendizaje colectivo.

Querida Escuela: Espero que al recibo de la presente te encuentres bien. Yo bien, gracias a todos.

Hoy pinta tormenta. Y no es una metáfora: dan rayos y truenos en media España, esa que vive asimétrica, ya sea por las fases o por las frases.

Los días nacen difíciles y acaban a veces imposibles. Aún así, no podrán con estos miles de corazones fuertes que laten en tu pecho. En el de tantos y tantos docentes que, en una no reconocida soledad, han sostenido con su esfuerzo y entrega la sonrisa de nuestras criaturas.Su trabajo es de un gran valor. Sin embargo, como el fruto no se puede medir no será justamente valorado. No importa. Ellos y ellas seguirán el camino que su compromiso les marque.

De ese compromiso forma parte la necesidad de mostrar que algo hemos aprendido. y después de mucho hablar, leer y escuchar, se me ocurren dos enseñanzas que a buen seguro compartirán muchos de mis colegas: la necesidad de promocionar contenidos interdisciplinares y/o transdisciplinares y la importancia de aprender a vivir y conocer el mundo para mejorarlo. Todo lo que no sea llevar a tus aulas, patios, espacios y momentos esas dos certezas, será repetir horizontes decrépitos.

Dicho de otro modo: competencias y aprendizaje colectivo.

La foto («Náufragos») es de Jaime Perpinyà, que esa mañana retrató la soledad del naúfrago en las playas de Valencia. (www.jaimeperpinya.com)

1 comentario en “Carta IV a la nueva escuela. Competencias y aprendizaje colectivo.

  1. Carmelo

    Las materias encorsetan la vida que la escuela debe acoger. Pensemos en proyectos, imaginemos que estamos bien avanzado el siglo XXI, cuando las cosas cerradas de hoy desaparecen enseguida. Necesitamos una escuela abierta a la experiencia y el compromiso. ¡Suerte en el empeño!

    Contestar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *