• Relatos y narraciones

    Relato: "Piel de olivo".

       Los primeros olivos dibujaban en el aire un mapa de historias que olían a perfume de recreo. Justo cuando la vía doblaba su espalda para encarar el Lecinar. En ese momento no podía evitar que una sonrisa me invitase a acercar mi mejlla a la ventana del vagón de madera y aceite que me llevaba a Alcorisa.     Me gustaba regresar a casa a bordo de ese tren, pero lo que más me gustaba era soñar que en el andén me esperabas tú. Te descubría envuelta en tu sonrisa y procuraba imaginar el primer abrazo. Con él,  el cosquilleo del encuentro, aunque confieso que lo que anhelaba de verdad…

  • Relatos y narraciones

    Relato: "Pasos".

    Recuerdo encontrarme mirando a través del amplio ventanal del Gran Café. Recuerdo que el Paseo de la Independencia me pareció joven y atractivo. Sentí unas calles osadas que sitúan el límite entre el miedo y el deseo como sólo el anhelo puede decidir si te amo o me desprecias. Un Paseo luminoso, con brillo de atardecer, de sol invernal que atrapa en lo que anuncia.  Recuerdo haber adivinado a una pareja besándose con tímida violencia, la que nos ofrece el deseo que nace. Entonces una punzada como de madera me hizo sentir otra vez la acabada fiereza de los abrazos de Javier. Fue un fogonazo, sólido, pero un golpe rojo…

  • Relatos y narraciones

    Relato: "Palabras que huelen a viento".

       La sangre acostumbra a galopar por caminos limpios y siempre abiertos. Así fue durante aquellos meses rojos que viví, recién cosidos los ochenta, en las calles que Madrid dispuso para acoger las olas nuevas de la libertad. Fueron días volcánicos en los que escribí versos vanidosos pero sinceros, dedicados siempre a las chicas que ocupaban mis sueños enfebrecidos en los que nunca vaciaba mi deseo, quizás por pudor, quizás por temor. Lo cierto es que viví en la ciudad de las noches luminosas aunque lejanas en las que el susurro de los besos añorados ocupaba el jergón de mis recuerdos.    Crecí y maduré y una tarde encendí la…

  • Relatos y narraciones

    Libro: “El tiempo en que el Cielo se dividió” (Crónica del Real Zaragoza, 2007-2009)

    Este libro es un relato de la historia reciente del Real Zaragoza. Dos años que el zaragocismo recordará para siempre. La temporada 2007-2008 conoció el descenso a la Segunda División en lo que supuso uno de los períodos más tristes y dramáticos de su Historia. La temporada 2008-2009 logró recuperar la luz y la vida con el ascenso a la Primera División. Este libro es un diario escrito en presente en el que se narran los hechos que conforman la muerte y resurrección de un latido blanco y azul, el mismo que acoge el futuro de un sentimiento.

  • Relatos y narraciones

    Relato: "Voy a abrir esa noche que escribiste en tu espalda".

    Voy a abrir esa noche que escribiste en tu espalda. Tuvo la culpa el olor del agua de un río que anudé a cada momento que vivimos para crecernos, cuando éramos niños que empujaban a la vida. Aquella mañana crucé la vía que partía en dos el alma de mi barrio. Lo hice para saber qué había al otro lado de las traviesas, para encontrar el perfume de una niña que me agitaba el corazón cada vez que me miraba. Vivía al final de la cuesta, en una de esas calles de Oliver que morían, todas y cada una, en el pasillo del ferrocarril que nacía en la estación del…

  • Relatos y narraciones

    Relato: "Perder el viento".

    Andrés era moreno. Creció en aquella casa grande, pobre y humillada, vaciada por la desgracia y la huida de un padre que no supo querer lo más amado ni pudo defender lo más preciado. Ahogado por la oscura desesperanza de quien no ha visto la luz de la justicia, mostró un agreste desacuerdo con su destino y rompió la frágil caricia que le unía a su mujer, la de los labios perfilados en medio de aquella llanura inacabada.

  • Relatos y narraciones

    Relato: "Madre desierto, madre".

    Andrés tenía una madre. Era una mujer cuya boca se adelantaba al viento. Lo hacía con la voracidad propia del hambre del que huyó en los años de la posguerra y debió merecer un futuro más cálido. Sin embargo, los jirones de piel que la vida le obligó a dejar en cada recodo del camino acabaron por ser sus indeseados compañeros, firmes depositarios del vigor del combatiente ajeno al miedo a tener miedo.

  • Relatos y narraciones

    Relato: "Azar de lumbre".

    Andrés era moreno de altura, bajito de mirada y fuerte de piel. Movía los ojos con la fluidez del agua de tormenta que acaba las tardes de verano, con la misma insolencia que los vientos azotan las mejillas de las doncellas. Eso le hacía dueño de una presencia ágil y un tanto estremecida. Sus manos, ahora breves y escondidas, eran dueñas de una oculta sabiduría que nadie conocía pero que él convertiría con el paso de los días en un preciado tesoro, más preciado por más ignorado.

  • Relatos y narraciones

    Relato: "Moreno de altura".

    La sangre acostumbra a galopar por caminos limpios y siempre abiertos. Así fue durante aquellos meses rojos que viví, recién cosidos los ochenta, en las calles que Madrid dispuso para acoger las olas nuevas de la libertad. Fueron días volcánicos en los que escribí versos vanidosos pero sinceros, dedicados siempre a las chicas que ocupaban mis sueños enfebrecidos en los que nunca vaciaba mi deseo, quizás por pudor, quizás por temor. Lo cierto es que viví en la ciudad de las noches luminosas aunque lejanas en las que el susurro de los besos añorados ocupaba el jergón de mis recuerdos. Crecí y maduré y una tarde encendí la llama de…

  • Relatos y narraciones

    Relato: "Mi Real Zaragoza, el aroma del agua azul".

    . (por Juan Antonio Pérez-Bello) .Hoy va de fiesta. El sábado 13 de Junio dirigí mis pasos a la Plazaespaña de Zaragoza cogido de la mano de quien más me quiere y mejor quiero. Ese día respiré, respiré sonriendo y emocionado como, supongo, lo hice hace 45 años cuando en esa misma calle y en aquella ocasión a corderetas de mi padre aclamé, como sólo lo puede hacer un niño, a los Magníficos, que recorrían las calles de mi ciudad con la Copa del Generalísimo lograda después de derrotar al Atlético de Madrid por 2 – 1 con goles de Lapetra y Villa. Respiré emocionado, como cuando hace 31 años…

  • Relatos y narraciones

    Relato: "Al lado de esas traviesas".

    Crecí al lado de esas traviesas. Componían la espina dorsal, que maldita la manera en que separaba el barrio en dos mantos blanco y negro, por no decir “tú de aquí, yo de allá”. Era “la vía”, a partir de la cual nacía y moría cada una de las dos formas de sentir la vida. La zona oeste se hallaba acostada en las marginales laderas de La Camisera, que era como un submundo donde pasaban cosas y vivían vidas con tormenta. Rara vez (nunca) me aventuré por sus calles, ni yo ni los chavales de mi cuadrilla, por lo que de peligro suponía hacerlo. Los personajes más pendencieros del barrio…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies