Cómo utilizamos la televisión (las pantallas) con los niños.


 (09/11/2013) Todos utilizamos la televisión (las pantallas*, en general) de una manea rutinaria. Tenemos unas costumbres establecidas que nos ayudan a sentirnos bien y que forman parte de nuestra vida naturalmente. No tenemos necesidad de reflexionar sobre ellas, pues nos encontramos cómodos pero sin embargo sí las imitamos y las enseñamos a nuestros hijos inconscientemente.

   CE0098XHoy os invito a que le demos un vistazo a cómo utilizamos las pantallas para que cuando le demos al «play» del dispositivo correspondiente sonriamos porque ya sabemos  poquito más. 

   La «teleparatodo». Dícese de cuando encendemos la pantalla sin saber lo que hay y sin importarnos mucho. Es un acto reflejo que nos conforta. Es una situación que se da mucho por las mañanas, cuando nuestros chicos se levantan y la ponen hasta que el día comienza para todos. Algunos lo llaman «telechupete».

Tablet_Samsung_Galaxy_Tab_3_blanco_frontal_l   La «telebocadillo». Se enciende la pantalla mientras los chicos meriendan. Así «no alborotan», están tranquilos y los adultos tenemos cierto margen para hacer cosas.

   La «teleDVD». A los chicos les gusta repetir  un vídeo que les gusta, por lo que es un recurso muy utilizado «tirar de repertorio» para satisfacer sus gustos y manejar situaciones de «vacío de juegos». Es un recurso muy empleado.

  La «telepremio». No hace falta profundizar mucho. Todos conocemos situaciones en las que se utiliza la pantalla como premio o castigo, según las circunstancias. «Si te comes la merienda podrás utilizar la tablet» o «¡Se acabó! ¡Esta tarde te quedas sin tablet!» 

00114842109374____13__600x600   – La «teletotal». El mundo se para porque echan «la» serie, o «el» partido o «el» concurso. Es prioridad alfa dejar todo lo que estemos haciendo para sentarnos ate la pantalla. Hoy esta situación se amortigua un tanto con la posibilidad de internet, pero casi nadie se arriesga a «vivir en diferido», pues eso conlleva cierto riesgo de una moderada exclusión social: «¿Que no viste anoche el capítulo de…?»

   La «teleconmigo». Es la compañera ideal. No molesta, no pregunta, no cuestiona lo que hacemos pero ahí está, con ese agradable sonido de fondo que nos arrulla o nos conforta mientras hacemos cualquier cosa. Es una práctica muy habitual de las personas que viven solas contra su voluntad y es muy empleado por los niños que llegan a casa cuando no hay nadie en ella.

  La «telezapping». Es el uso aleatorio de programas, aplicaciones, webs o vídeos sin otra finalidad que olvidarnos de una dura jornada de trabajo o complicaciones. Lo que veamos da igual: lo importante es que me distraiga y nada más.

   Seguro que todos nos reconocemos en una o varias de estas «amistades» con las pantallas, del mismo modo que podemos reconocer que nuestros hijos viven la inmensa mayoría de las mismas. El fin de este paseo no es juzgar, sino ayudarnos a ser consciente de cómo vivimos nuestra relación con el mundo «pantallil» para que sea una ayuda en la educación de nuestros hijos y alumnos, no u agente extrao que nos entorpece la vida.


*Pantallas: televisión, tableta, movil, ordenador…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *