Comunidades cuidadoras (Heraldo Escolar) Foto: Jaime Perpinyà

Un principio que ampara nuestra fe en la educación es que nuestros sistemas deben cuidar la cooperación, propiciar la compartición y facilitar el diálogo para construir colectivamente los aprendizajes. Además asumimos el posicionamiento democrático en la toma de decisiones porque creemos que la escuela es una comunidad que cuida y una realidad que acoge lo propio y lo colectivo como un valor precioso. En entornos de avanzado espíritu participativo se consideran la clave de toda iniciativa comunitaria, propuestas que se amparan en conceptos como “la ciudad de los cuidados”.

Hace unos días compartimos encuentro con el CEIP “Domingo Miral”. En este colegio, como en otros muchos, se hace realidad el fomento del cuidado entre sí y se llevan a la práctica experiencias cuya protagonista es la comunidad educativa como lugar de aprendizaje. Este centro, por ejemplo, ha desarrollado una iniciativa en torno a los presupuestos participativos, lo que ayuda a convertirlo en un ecosistema concienciado en el que se llevan a cabo prácticas de apoyo mutuo, recursos materiales e inmateriales y en el que los demás reciben nuestra consideración tal como son. Esta mirada contribuye a crear un “nosotros” integrador, una estructura ilimitada en los afectos y exuberante en la amplitud social.

Creo firmemente en las comunidades diversas y complejas y en la necesidad de contribuir a la construcción de una ciudadanía vinculada a la convivencia, conviritiendo el apoyo y el cuidado mutuo en horizonte inspirador. De todo ello hablamos esa mañana. Allí convinimos que cuando las relaciones se apoyan en el aprecio es posible reencontrarnos con nosotros mismos, que convertir la acogida y la hospitalidad en señas de identidad de la comunidad nos aproxima a quien es compañero de vida.
Fue un instante que nos ayudó a volver a escribir con la tiza de la atención mutua que un centro educativo sigue siendo lugar de aprender, sitio de crecer, momento de convivir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post Escuela manchada de sociedad (Heraldo Escolar) – Foto: Jaime Perpinyà
Next post Lo infinito en un documento (Heraldo Escolar) Foto: Jaime Perpinyà
Close

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies