Empiezo una nueva etapa profesional.

Ayer, día 1 de septiembre de 2017, fue un día nuevo. Todos lo son, pero a veces la realidad es más osada. Ayer comencé una nueva etapa profesional. Durante un tiempo voy a dedicarme a tareas de coordinación de proyectos educativos, de apoyo y orientación a mis compañeros y compañeras. Eso que se da en llamar «Asesor de Innovación».

Trataré de vivir la escuela con la cercanía y cariño que ella misma me ha enseñado a tener como guía y razón de ser. Me esforzaré por comprender a quien busca respuestas y acompañar a quien explora caminos distintos. No habrá niños y niñas a mi lado, pero abriré la mirada para seguir el sendero que ellos me han mostrado a lo largo de más de treinta años.

Ayer fue un día nuevo y soy afortunado, porque sigo escuchando las mismas palabras de aliento con las que convivo. Y mientras llega el momento de volver al aula, empleo este querido blog para deciros que estoy ilusionado y que, como los remeros, me gusta mirar atrás porque así entiendo mejor el mañana. Mi pasado illuecano, mi memoria alcorisana y mi espíritu catalino me han hecho ser lo que soy y con estas maletas inicio ahora el viaje. Otro más. Junto a vosotros. Junto a vosotras.

Guardar

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies