En aragonés: Historias d’a radio (Heraldo Escolar)

Qué estió primer: la parola charrada u la imachen? La imachen u lo texto soniau? Son preguntas de dificil respuesta perque la escuela en ocasions, y estranyament, se desentiende d’a oralidad y prima lo lapiz y lo papel. Primar la lectura ye bien pero no ha d’excluyir atros paisaches comunicativos.

Ye menister que atendamos lo que las personas femos con as parolas pus no i hai aprendizache sin conversación. Dialogo, interpretación d’o mundo a traviés d’un viache oral pa que las creyaturas s’expresen millor y entiendan lo que se les diz. Y dende una perspectiva critica, pa que aprendan a no deixar-se enganyar en tiempos de fakes. Pa aconseguir-lo naixen interesants prochectos que luego vivirán normalizadamente en l’aula. Perque como diz Amparo Tusón, “con una parola podemos enamorar, enganyar, creyar solidaridat u abominación. La educación lingüistica, si ye de verdat, ye critica”.

A tal fin, consideramos que cal abrillantar lo debat, encender l’asembleya, iluminar la lectura comuna, prender la reflexión sobre noticias de cercanía, alumbrar lo contraste de decisions. Y tener en cuenta qualques ferramientas, d’entre las qualas rescato decididament la radio en a escuela: per amor, per dedicación y per experiencia.

D’a suya man, muitos docents y alumnos vivimos inixuplidables aventuras con a parola como protagonista y saboriamos la deliciosa frescura de l’aprendizache compartiu.

Y me quedo con a emoción de Don Anselmo, lo mayestro de “Historias d’a radio” que pa aduyar a sanar a un alumno participa en un programa de radio y con a suya parola obtiene lo premio imposible. Quan lo locutor le pregunta quí ficó lo primer gol en o Campo d’o Club Ciclista de San Sebastián, l’entregau mayestro se desmaya y quan torna en ell responde alborozado: “Yo! Anselmo Oñate, “Pichirri”! En 1915 y de penalty!” Antolochico final. Y la radio, actriz prencipal per estar vehíclo de comunicación, entorno de creiximiento, escenario d’expresión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post Dueña de su destino (Heraldo Escolar)
Next post Las niñas (Heraldo Escolar)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies