La ley Wert: la evaluación.

La ley Wert: la evaluación.

  El ministro Wert ha presentado hoy las líneas maestras de la ley de reforma educativa. La séptima ley orgánica de educación que se redacta en poco más de treinta años. Este hecho, la proliferación de leyes orgánicas de educación, estremece y aturde a una sociedad golpeada impíamente por el legislador. También desorienta y abruma a una profesión que observa una vez más cómo se organiza el universo educativo sin contar con ellos, sin escuchar su opinión, sin acoger sus aportaciones.

   La nueva ley, su anteproyecto, parte de unas premisas cuando menos discutibles. Sobre todas y cada una de ellas podemos hablar mucho, pues se trata de aspectos de gran importancia no siempre considerados en su verdadera dimensión. Apuntamos hoy una suave reflexión sobre la evaluación.

   Se da por cierto, en palabras del equipo ministerial del Gobierno de España, que nuestros alumnos fracasan porque no se examina adecuadamente su rendimiento. Es por eso que se apunta como solución, única e indiscutible, abarrotar su recorrido escolar con pruebas externas y controles pormenorizados de sus capacidades académicas. Esa idea es un torpedo al corazón de los profesionales que día a día trabajamos con los niños, pues se insinúa que la evaluación que se realiza en el aula, en el centro, no es válida.

   ¿Ha pensado el legislador que es mucho más eficaz para conocer el grado de desarrollo y aprovechamiento del escolar una prueba externa, ajena a la realidad personal del niño y planteada sin tener en cuenta los objetivos educativos que se han planteado los maestros cuando programan su tarea? Le aseguro al lector que la evaluación es un tema tan complejo que no se puede reducir a una prueba/examen realizada en condiciones extrañas a la vida escolar del niño.

   Por ello propongo que la administración ponga en marcha un programa de formación profundo y de calidad en el que participen todos los maestros y profesores y en el que se estudie la evaluación como tema esencial de la práctica educativa. Ahí sí estaríamos poniendo el punto sobre la «i» y abordaríamos el problema desde la raíz, pues les aseguro que es una de las asignaturas pendientes de nuestro sistema educativo, desde Ed. Infantil hasta Bachillerato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *