Les grands esprits (Heraldo escolar)

Spread the love

Son docentes. Leen el saber, que es más que saber leer y sus vidas se dibujaron al amparo de kilómetros que unían sus hogares con aulas lejanas. Son docentes y un día escucharon una voz color tiza que hoy tiene el brillo de pantallas que nos acercan. Son docentes, siempre lo serán, y ahora dedican su vida a escuchar a sus iguales y ayudarles a que en los pupitres nunca olvidados se sigan escribiendo futuros presentes. Hablo de ese colectivo de profesionales que por un tiempo se dedican a la gestión educativa.

Su tarea trata de fortalecer los vínculos con sus compañeros a pie de aula, acompañar a los claustros en su crecimiento profesional y ayudar a mantener los senderos de aprendizaje común.

Poco conocido es su trabajo; en ocasiones, ignorado. Sin embargo escribo para compartir la alegría que supone para mí trabajar con personas que dan lo mejor de sí mismas con una única devoción por compañera: aportar su saber y experiencia para encontrar respuestas juntos.

Los últimos tiempos han sido un abismo en cuyo borde hemos vivido todos momentos de durísima incertidumbre. Por eso mismo reconozco la responsabilidad con la que han afrontado la pérdida de la escuela y la posterior situación de contingencia. Porque como señalan las profesoras Tarabini y Jacoukis, «acompañar, aprender y enseñar son tres elementos profundamente imbricados». Y eso lo han hecho y lo seguirán haciendo gestando planes de formación, asesorando programas educativos, colaborando en el desarrollo de proyectos de innovación y gestionando iniciativas que nacen en la propia comunidad.

Algo así le ocurre a Denis Podalydès en “Les grands esprits”. Este profesor de literatura tiene una magnífica idea que expone a una funcionaria de Cultura. Gracias a la sensibilidad de esta la propuesta se lleva a cabo y un plan de inicio descabellado acaba convirtiéndose en una experiencia inolvidable. Un ejemplo de conexión entre docentes que cumplen cada uno con su papel. Un modelo de esfuerzo común.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *