Merlí (Heraldo escolar)

“Algunos creen que la ética es algo innato en el ser humano, pero la ética se aprende y necesita reflexión. Nos pueden enseñar reglas, pero yo necesito saber la razón de esas reglas. Y la ética fortalece la reflexión y el pensamiento crítico”. Esta afirmación es de una alumna de 1º de Bachillerato, por nombre Claudia Moreno (cito de El País) y su clarividencia estremece por insólita y rica al tiempo. 

Estos días se ha abierto el viejo debate: ¿qué incluir en los planes de estudios: Valores Cívicos y Éticos o Ética? La primera idea (transversalidad) defiende que puede ser enseñada vinculándola a la vida diaria. Quienes defienden la segunda opción (asignatura) creen necesaria una formación básica y rigurosa en filosofía moral. Entiendo que pretenden preparar a los jóvenes para que adquieran un comportamiento ético responsable. 

En cierto sentido no deja de ser un “déjà vu”. Cuando se ha elegido la transversalidad ha sido muy fácil caer en la dispersión, muy sencillo confundir práctica con recetario y habitual ocultar la esencia bajo la sombra de lo aparente. Yo creo que no es imprescindible acotar la vida con una “materia”, pero sí es necesario aportar claridad cuando la postverdad gobierna nuestra sociedad. Por eso estoy de acuerdo con Savater: “Una cosa es (saber) lo que hay que hacer y lo que no, y otra distinta las preguntas sobre por qué hay que hacerlas o por qué no”. Es una afirmación de tal sustancia que asusta que no se tenga en consideración.

Hoy volvemos a traer a Merlí a nuestra caverna porque es un profesor de Filosofía que, además, le otorga transversalidad a sus enseñanzas. Cumple, así, ambas opciones. Siendo más partidario de la primera, ambas tienen posibilidades. Porque como diría el heterodoxo profesor:  “La gente  dice que la filosofía (la ética) no sirve para nada. Parece que el sistema educativo ha olvidado las preguntas: ¿Quién somos? ¿De dónde venimos? ¿Dónde vamos? Ahora solo importa: ¿Qué empresa montamos?». Y eso, amigos, es mal asunto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *