Poema: "Después".

Después de cerrar el cielo con un beso de hombre
me encargo de recordarte que hay palabras por decir,
caricias que aún no conocemos
y que esperan dejar de ser promesas.
Después de abrir nuestros labios al valle de tu cuerpo
me enfurece no ofrecerte la tibieza de mis manos.
Son tus ojos cerrados las puertas al Cielo
y a él me confío para combatir esta seca soledad.
Es lejanía lo que me arrebata el deseo de amar
y en esa distancia robada a la humedad de tus labios
apoyo mi cabeza desordenada por tanta locura aprisionada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies