Poema: "Supe que no estarías".

Supe que no estarías
cuando vi aquella hoja
acariciada por las horas.


Entré en tu alcoba,
esa que nunca besé
porque el miedo a tenerte
es tan grande que me roba el aire
y me ahoga.


Sigo el sueño,
sigo sus huellas
y aprendo de los aromas canallas
con que impregnas mi deseo, tan vivo.
Abro las playas en las que nunca nos bañamos,
en las que jamás bebimos la espuma de los cuerpos
y entonces veo una mano púrpura y húmeda
que deambula por mis labios,
tontos, torpes,
pero niños, descarados.
¿Los querrás?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies