¿Cómo era Alcorisa hace 25 años? (cap. 3) El Grupo “Graffitti”, del Taller de vídeo de 8º de EGB (1991-1992), nos lo muestra

Esta es la tercer entrega de nuestra serie “¿Cómo era Alcorisa hace 25 años?”.

Graffitti Durante el curso 1991-1992 pusimos en marcha, con el beneplácito de mi amigo Antonio Martínez, entonces “solo” mi Jefe de Estudios, el Taller de Vídeo con las y los chicos de 8º de EGB del Colegio Público de Alcorisa. Era el primero de mis 21 años que viví y trabajé en nuestro Aragón Tambor y en él ayudamos al nacimiento de Producciones Guadal y Opillo. Varios grupos, formados por alumnos y alumnas de 8º de EGB, realizaron sendos documentales sobre Alcorisa.

Yo venía del C.P. “Pedro Orós”, de Movera (Zaragoza), donde había tenido el gusto de conocer y trabajar junto a Rafa Lacambra, uno de mis mayores de los que tanto he aprendido, y anteriormente del C.P. “Benedicto XIII”, de Illueca (Zaragoza), donde ya había puesto en marcha una pequeña productora de televisión escolar de la que hablaremos otro día.

En este post presentamos el producto llevado a cabo por el grupo “Producciones Graffitti”. Estaba formado por Raquel Fernández, Carlos Latorre, Raúl Millán, Carmelo Peralta, Clari Pérez, Myriam Sánchez, Ana Ventura y José Manuel Verde . El taller se desarrolló a lo largo de todo el curso, a razón de una hora semanal. Aprendimos algunos conceptos elementales sobre lenguaje audiovisual y guión. Después cada grupo elaboraba un texto sobre aspectos de nuestra localidad y posteriormente quedábamos a grabar de buena mañana o por la tarde, después de las clases. La edición la llevamos a cabo por las tardes de aquel mes de junio de 1992 en el colegio, utilizando una (entonces) “sofisiticada” mesa de edición, un radio cassette y un micrófono para grabar los audios.

“Producciones Graffitti” elaboró este documental que se fijó fundamentalmente en dos aspectos: los barrios de Alcorisa y la estructura de sus casas y el uso de sus estancias. Tengamos en cuenta que estamos ante un vídeo elaborado en 1992. Por eso, podemos decir que se trata de un testimonio audiovisual con un valor histórico de cierta importancia. Hoy, 25 años después, lo rescatamos de nuestro blog de Canal Pispotero y lo traemos aquí para disfrute de todos.

Esta entrada fue publicada en Canal pispotero, Videos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *