El gran debate (Heraldo Escolar)

Spread the love

Ser profesor en un centro de alumnado afroamericano como el Wiley College de Marshall (Texas) conlleva portar una maleta llena de valores. Eso le sucede a Melvin Tolson (Denzel Washington en “The great debaters”), un hombre comprometido con los derechos civiles y abrazado a la pasión por la educación y la defensa de los suyos. Para afrontar el maltrato, la humillación y la persecución de su gente hasta la muerte crea un grupo de alumnos expertos en el debate. Corre el año 1935.

   En el film Tolson se dedica a entrenar la mente de sus chicos y chicas. Su objetivo, que sean capaces de encontrar los argumentos adecuados, de desarrollar la oratoria más eficaz y plantear las estrategias precisas para afrontar un debate y facilitar su crecimiento como ciudadanos y ciudadanas libres. Y lo consigue cuando asume un reto: que su modesto college se enfrente a la poderosa Universidad de Harvard en una lid cuyo tema es la desobediencia civil. Corría, repito, el año 1935. 

   Las sociedades democráticamente desarrolladas se sostienen sobre la capacidad para exponer y contrastar ideas y opiniones y por eso el trabajo destinado a su consolidación contribuye a mejorar la convivencia, la participación y el vigor social. 

   El debate es, hoy, seña de identidad de cada vez más comunidades educativas. En Aragón hay un nutrido grupo de centros comprometidos con que su alumnado sea protagonista de su aprendizaje a través de experiencias como la que impulsa el IES Lucas de Mallada, de Huesca, y en la que le acompañan una larga lista de centros a través del debate. De gran valor educativo y social, consiguen impulsar la capacidad emprendedora de las personas y el desarrollo de sus talentos.

   En tiempos de incertidumbre quizás la gran certeza la encontremos en las palabras del magnético profesor: “El debate es un combate, pero sus armas son las palabras”. Ojalá seamos capaces de entregar a nuestro alumnado tan preciado tesoro. Ojalá tu razón pueda ser un día mi razón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *