Cine: "Georges Clooney, cercano firmamento".

¿Se puede ser más guapo? ¿Se puede tener más talento? ¿Se puede lograr más éxito en las horas que nos toca vivir? ¿Se puede tocar el cielo con más glamour? ¿Es posible, acaso, que haya hombre más deseado bajo la capa del cielo? Seguramente, no a todo.

George Clooney no ha obtenido el Oscar al mejor actor, pero no importa. Le tocaba al francés Jean Dujardin y no era caso de torcerle el horizonte al destino., Cuando una película como “The artist” viene terraplén abajo con todos los tickets de los galardones entre los dientes, no merece la pena ponerle mala cara, así que eso debió pensar George, demasiado pagado de sí mismo con su última película, “Los idus de Marzo”, demasiado satisfecho en su satisfacción. Ser director, productor, director, guionista y actor de tus propias obras es el skyline de toda una carrera y el bello kentuckiano ha abierto brecha entre él y la eternidad.

En este film interpreta el papel de un candidato a la presidencia de los EE.UU., una posibilidad, por cierto, que en la vida real ya le han sugerido y que él, amable y espero que nunca displicentemente, ha rechazado con energía. De momento. Y la trama, en la línea de los grandes títulos de cine político, construye con fuerza irresistible un edificio de categoría moral que ya quisiéramos para nosotros en el día a día. No quedan losas bajo nuestros pasos que no merezcan la pena ser recorridas si no somos capaces de degustar tal menú.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *