A las cinco de la tarde (Heraldo Escolar)

Los ODS. Confieso que desde el nacimiento de esta idea, asocié sus siglas a un personaje que forma parte de mi infancia y resume perfectamente su esencia: Odiseo. El incansable héroe que se enfrentó a múltiples pruebas en su viaje de regreso a Ítaca es todo un símbolo, pues nadie como él representa el esfuerzo que habrá de hacerse para cumplir los 17 objetivos de la agenda 2030. A su consecución se dispone la sociedad en su conjunto y la comunidad educativa en particular.

   El programa “Realidad sostenible” del Departamento de Educación, Cultura y Deporte (realidadods.catedu.es) es uno de esos navíos que inicia ahora su periplo por cuantos centros educativos se sumen a esta empresa. En cada puerto espera hallar pacíficos soldados dispuestos a librar esta incruenta batalla y en cada orilla encontrar argumentos para contribuir a que este mundo sea cada día más habitable.

   Recuerdo a Odiseo, y lo he dicho, como un hombre con un solo norte: regresar a su amada isla donde le esperaba Penélope, tejiendo y destejiendo al tiempo que les regalaba a los insistentes pretendientes respuestas imposibles. Seguramente tan poco posibles como las que nos regaló Samira Makhmalbaf, la directora iraní de “A las cinco de la tarde”. Esta magnífica película relata el valor de unas maestras que abrieron las escuelas a las mujeres tras la caída del régimen talibán en Afganistán. Una de ella se interesa por el futuro profesional de sus alumnas y todas saben hablar de su vida como maestras o incluso médicas. Sin embargo, cuando les pregunta: “¿Alguna de vosotras quiere ser presidenta de Afganistán?” muy pocas se levantan y eso provoca un debate sobre las condiciones de vida de la mujer en un país donde el fanatismo, el machismo y la violencia son asuntos normalizados. 

   Profundas brechas que fragmentan a la Humanidad, pero profundo es también el empeño del ser humano por aceptar el desafío que se ha impuesto a sí mismo. Como el de Odiseo, cuyo viaje a Ítaca es, sin duda, un modelo de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *