Bilingüismo: "Vamos a andar".

   Traigo hoy aquí, a este mi diario, el artículo que me ha sido publicado en el nº 153 de BALCEI, Mayo de 2014. En él hablo de bilingüismo en la escuela: de su presente y de su futuro. Y de lo importante que es conocer el ayer para ser capaces de construir el mañana.

vamos a andar

“Lo que estamos viviendo, la crisis sistémica que nos zarandea y nos obliga a preguntarnos sin encontrar respuestas, va a propiciar el nacimiento de un nuevo mundo, una sociedad en la que tendremos que aprender a vivir de otra manera y en la que nuestros valores serán muy diferentes de los que han marcado nuestro norte durante las última décadas. Pero hay algo que no cambia y que sigue siendo una razón para seguir trabajando y luchando por el porvenir: la necesidad de formarnos y, sobre todo, formar a nuestros hijos.

Alcorisa, en este sentido, se encuentra en una situación privilegiada. El Proyecto Bilingüe, esencial piedra angular de nuestros centros educativos, abre las puertas a la población, a los ciudadanos del mañana, que dispondrán de una herramienta personal y profesional que les situará en una posición ventajosa a la hora de acceder a un mercado laboral en el que el inglés es, y por supuesto será, imprescindible. Los ciudadanos alcorisanos, dentro de veinte años, serán trabajadores, cualificados o no, que podrán comunicarse naturalmente en español y en inglés y esa circunstancia los hará disponer de posibilidades y oportunidades que muchos otros ciudadanos no tendrán”.

IMAG0990b

   Estos párrafos los escribí en BALCEI justo hace ahora dos años. A veces las ideas mantienen su vigencia y no se apagan por el paso de los días, ni siquiera de los años. Es lo que ocurre con esta que hoy nos ocupa y nos ilusiona. Y es que el momento que hace nueve años, en 2005, veíamos tan lejano ya está aquí. Ya es el día en que nuestros alumnos/as de 6º de Ed. Primaria se encuentran a las puertas de comenzar su Educación Secundaria en nuestro Instituto “Damián Forment”. Unos chicos y chicas que fueron los primeros en disfrutar de un programa educativo que en su momento despertó recelos, escepticismo y, por qué no decirlo, miedo pero que a día de hoy está consolidado y fortalecido gracias al esfuerzo y dedicación de maestros y familias.

   Es bueno fijarse en los remeros, que miran hacia atrás para ver cómo avanzan hacia adelante. Es bueno porque revisando lo vivido aprendemos cómo vivir el futuro. Y este nos habla ahora de que puede haber algunas dificultades para implantar el programa bilingüe en el instituto. Comprendo las opiniones contrarias al programa, pero no puedo estar de acuerdo con ellas. El desarrollo positivo del mismo a lo largo de Educación Infantil y Educación Primaria nos invita a mantener la idea, porque estamos convencidos de que tenemos en nuestras manos una ocasión excepcional de confirmar un programa educativo de gran calidad, único en su momento en España, envidiado y reclamado por miles de familias que hoy por hoy ven con decepción cómo sus hijos no pueden acceder a nada parecido.

  Las evaluaciones que se han hecho del programa a nivel nacional hablan de muchos aspectos positivos que avalan sus beneficios. La bondad de un modelo educativo que ya está plenamente asentado en Alcorisa merece el trabajo y la continuidad del profesorado del instituto. Es un tesoro que debemos cuidar y mimar, mostrando la misma grandeza de miras y altura profesional a que nos tiene acostumbrados ese claustro que, seguro, sabrá considerar los beneficios educativos, sociales, culturales e, incluso, económicos de profundizar en el desarrollo del programa bilingüe.  

   Reflexionar sobre la importancia del programa es un ejercicio muy interesante. No porque no tengamos en cuenta situaciones profesionales, sino porque está en juego algo mucho más relevante: el futuro de todo un pueblo. Un pueblo que un buen día, con sus miedos, con sus dudas, con sus mil preguntas sin respuesta decidió apostar decididamente por un camino que hoy ya sabemos a dónde nos lleva. Y ese pueblo que en aquel momento creyó en sus maestros y en lo que estos le proponían merece que ahora no abandonemos el trabajo a mitad de camino. Ellos creyeron en nosotros; ahora nos toca a nosotros responder a esa confianza. 

   Para comprender el presente hay que conocer el pasado. Y para quienes no lo conocen les diré que aquella primavera de 2005 nació un hermoso porvenir fruto del diálogo, la negociación y el debate. Pero sobre todo nació de la confianza. Y del compromiso con nuestro pueblo, porque siempre se presentó el bilingüismo como un proyecto de pueblo, de Alcorisa. Es necesario que se sepa, que lo sepa el mundo. Este sendero tiene el nombre y apellidos de los ciudadanos alcorisanos, no de los maestros y profesores del colegio o del instituto. Es tan grande que ya no depende de la opinión de los profesionales de la educación. Es tan grande que pertenece al futuro, el mismo que ya están escribiendo los alumnos y alumnas que el curso que viene comenzarán sus estudios en el IES Bilingüe “Damián Forment”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post Una de afectos en el aula.
Next post Cada año, profesorado nuevo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies