Hablemos de educación,  Metodología

Debate educativo en Heraldo de Aragón. Formación del profesorado. (V).

Debate educativo en Heraldo de Aragón.

   Continuamos con nuestra sencilla propuesta: imaginar que pude participar en tan atractivo foro y exponer mis (nuestras) impresiones sobre cada una de las cuestiones que allí se plantearon. ¿Qué habríamos aportado? ¿Qué ideas habríamos compartido? Es una propuesta estival que desarrollaremos a lo largo de varios días, tema a tema, verso a beso. Hoy hablamos de formación del profesorado.

debate_heraldo_05   Esta cuestión suscitó la intervención de casi todos ellos: Felipe, Toni, Nieves, Miguel Ángel y Julio.

    – Felipe: El profesorado necesita estabilidad y continuidad, pero han desparecido los centros de profeores, sobre todo en el medio rural, que es donde más se innovó y donde se incorporaron antes las nuevas tecnologías.
    – Toni: La formación es primordial y últimamente los docentes la han buscado por su cuenta ante la ausencia de respuesta de la administración.
    – Nieves: No se puede dejar a la voluntad del profesorado, pues se generan desigualdades.
    – Miguel Ángel: La formación debe ser un proceso de centro, no de iniciativas individuales, un proceso colectivo que se centre en la calidad de la enseñanza.
    – Julio: A veces no sabemos en qué formamos. Hay que evitar los bandazos y reflexionar sobre las verdaderas necesidades.

   Más que interesantes las aportaciones de los participanbtes en el debate. Todas ellas muy acertadas, de entre las que destacamos dos:
    – la formación debería ser un proceso colectivo, en el que el proyecto educativo de centro señale las líneas maestras de actuación.
    – es preciso profundizar en los proyectos de formación, completar los caminos emprendidos y evitar acogernos a la novedad por la novedad. La historia de los centros está escrita con procesos de formación iniciados y muchas veces no completados con serenidad y compromiso.

   En este sentido es muy importante subrayar que aquellos programas de calado como el Currículo Integrado, un Plan Lector consolidado o un Escuela 2.0 asumido por toda la comunidad son los que realmente ayudan a formar profesionales competentes y comprometidos con la causa. Por eso añadimos como idea clave la necesidad de que la formación redunde ineludiblemente en el centro en el que el docente trabaja. Aquellos planes de formación que completan los profesionales alcanzan su sentido completo si sirven para ilustrar un proyecto educativo y curricular determinado, para ser implementado en el centro donde desarrollamos nuestra actividad.

   La formación es un viaje a Ítaca con salida y llegada en el mismo puerto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies