Bilingüismo: "Razones a favor del Proyecto Bilingüe: Estudio 1 del PEB. Desempeño de los alumnos de 5º y 6º de Ed. Primaria",

  En tiempos de mensajes simplificados y simplificadores conviene, con más motivo que nunca, aplicarse a la tarea de leer, informarse y profundizar en el conocimiento de la realidad. Sólo así es posible acercarse al nudo de las situaciones y poder perder eso que Erich Fromm llamó «El miedo a la libertad».

   Uno de los temas que más me preocupan es lo algunos medios de comunicación aragoneses han dado en llamar «reformulación» del Proyecto Bilingüe, imagino que recogiendo la terminología de la administración educativa aragonesa. La posibilidad de revisar un modelo que funciona, y que funciona muy bien, con sus puntos fuertes y débiles, nos anima a conocer bien la situación que vive esta apuesta educativa que en Aragón ha encontrado durante estos años un terreno, unas personas y una respuesta valiente y comprometida.

   Para ello es interesante conocer las conclusiones a las que llegó la Evaluación Independiente del Proyecto Público Bilingüe en España publicado en Marzo de 2010. En él se recogían los resultados de un estudio realizado a lo largo de tres años bajo la dirección del profesor Richard Johnstone OBE de la Universidad de Stirling (Escocia). Y a ello nos vamos a aplicar a partir de hoy, realizando un pormenorizado recorrido por el documento, con el fin de aportar datos que resultan de una investigación, no opiniones consecuencia de percepciones o sensaciones.

   El Estudio 1 se refiere al desempeño de los alumnos de 5º y 6º de Ed. Primaria en el aula y las condiciones en que se desarrolló la investigación así como las características del alumnado y las circunstancias que rodean la práctica escolar se explican en las páginas 28 a 34 del informe.

   Estudio 1: Desempeño de los alumnos de 5º y 6º de Primaria en el aula.

   Este estudio se centra en el desempeño que la mayoría de los alumnos demostraba en las clases de Ciencias y Lengua Inglesa, en los últimos cursos de Primaria.

Introducción

El presente estudio se basa principalmente en el análisis de varias sesiones lectivas desarrolladas en diez de los centros escolares de la Muestra A, complementado con entrevistas a grupos de alumnos en seis de los centros de esta misma muestra. Los investigadores tomaron notas a lo largo de las clases a las que asistieron, basándose en un esquema establecido por el equipo; inmediatamente después, dieron forma a esas notas y extrajeron de ellas algunos puntos clave representativos de diversos aspectos del rendimiento de los alumnos en sus interacciones cotidianas en el entorno lectivo.

   La mayor parte de los ejemplos analizados proviene de aulas de 6º de Primaria. No obstante, se incluyen observaciones sobre sesiones lectivas de 5º, ya que también proporcionan datos significativos sobre el nivel al que pueden llegar los alumnos durante el tercer ciclo de Primaria. Cuando los ejemplos ofrecidos proceden de alumnos de 5º, este hecho se indica. La disponibilidad de ejemplos estuvo condicionada por la programación de las visitas, que tuvo que ajustarse a diversos factores de calendario.

   Las notas que tomaron los investigadores sobre el desempeño de los alumnos de 5º y 6º de Primaria en el aula para la realización del Estudio 1 revelan que, en general, los alumnos participaban en las clases y estaban motivados intelectualmente por los contenidos estudiados, sin que se detectara la existencia de alumnos rezagados o incapaces de participar. Teniendo en cuenta que los alumnos observados tenían una media de 11 años de edad, era notable la confianza con la que manejaban el vocabulario técnico de diversas ramas de la ciencia; también digno de mención era su manejo de las estructuras lingüísticas del inglés, que les permitía formular locuciones extensas en vez de respuestas de una sola palabra. En general, los alumnos parecían comprender con facilidad el inglés hablado de sus profesores.

   La lengua inglesa parecía estar verdaderamente integrada en la enseñanza de las asignaturas de Ciencias e Inglés, en concordancia con el primer objetivo del PEB. 

   El hecho de que las asignaturas de Ciencias se impartieran en esta lengua no parecía estar produciendo ninguna merma evidente en los contenidos que aprendían los alumnos. Los alumnos podían utilizar una amplia gama de funciones del lenguaje para reproducir el discurso científico. Así, eran capaces de: exponer razonamientos; ofrecer explicaciones; definir o ejemplificar conceptos y términos; expresar relaciones causales del tipo “si…, entonces…”; formular secuencias de acciones; enumerar las funciones de diferentes órganos u objetos; describir físicamente objetos; expresar relaciones de necesidad; o exponer cómo se relacionan diferentes elementos. Si bien se detectaron algunos errores en su inglés hablado, estos eran atribuibles en su mayor parte al propio desarrollo de la competencia de los alumnos como hablantes de inglés, y eran ampliamente compensados por todos los logros de los que hicieron gala durante las clases de Ciencias. Por otra parte se observó repetidamente que cuando los alumnos cometían errores, sus compañeros los corregían de forma amigable y constructiva.

(págs. 27 a 35 del Informe de Evaluación del PEB Marzo 2010)

   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *