Pedales contra recortes en educación.

Pedales contra recortes en educación.

   Una mañana de verano adulto es un escenario aniñado que invita a la vida y la caricia. Y por sus llanuras ha discurrido, pausada y enamorada, la Marea Verde que clama por un futuro ancho y sin alambradas.

   La marcha ciclista que hoy, domingo, ha recorrido las calles zaragozanas en contra de los recortes en Educación y en defensa de la Escuela Pública ha sido una muestra más de la tristeza hecha decreto. Otro día más en que los maestros y profesores sienten que es su obligación  decirle a los poderosos que no hay salida si la única puerta que se nos abre es la deshilachada sucesión de medidas correctoras de un sistema en el que sus gobernantes no acaban de creer. O no son capaces de conseguir que nos creamos que creen en él, porque son tantas las ocasiones en que unos y otros escenifican el desencuentro que lo más probable es que este temblor que sacude nuestra comunidad acabe por hacerse el dueño y señor de nuestras vidas.

   Una sociedad que tiene a sus maestros y profesores en estado de permanente agonía es una sociedad enferma, y a quienes nos gobiernan compete tender puentes y crear momentos de encuentro para evitar que la inquietud se convierta en la emperatriz de nuestra tarea. Pero el colectivo educativo también tiene una labor que completar: bien hará en sentarse para, todos juntos, articular un mensaje claro y entendible que transmitir a una sociedad en muchos momentos perpleja por lo que estamos viviendo y que maneja informaciones casi siempre contradictorias y no siempre ajustadas a la verdad.

   La hojarasca ideológica que contamina nuestras vidas está haciendo demasiado daño y esta comunidad, presa de la cultura de los 140 caracteres y los titulares a cinco columnas, está cerca del abismo si no es capaz de evitar caer en las redes de las consignas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *