Repetir curso, ¿solución o problema? Tasas de repetidores (Heraldo Escolar)

(Publicado en Heraldo Escolar, el 14 de febrero de 2018)

Tasa de idoneidad

La educación también es cosa de números. A ellos son muy dados los medios de
comunicación y las diferentes administra- ciones cuando se hace necesario hacer valer algunos argumentos. Sin embargo estos no siempre son leídos adecuadamente.

   Pero vayamos con algunos datos. En septiembre de 2017 la tasa de idoneidad española (porcentaje de repeticiones de curso) en alumnado de 15 años era del 31,3 %, solo superada por Bélgica, cuando la media de la OCDE era del 11,3 %.

   ¿Por qué en España lo triplicamos? Según Julio Carabaña, catedrático de Sociología de la UCM, “hay mucho de tradición, pues estamos muy acostumbrados a la repetición de curso, tanto las familias como el profesorado”.

   Otro dato significativo: España tiene el mayor porcentaje de alumnos de 17 años
estudiando la Secundaria inferior. Uno de cada tres alumnos de 17 años estudia la ESO,
algo que tampoco ocurre en ningún país.

¿Por qué estos datos?

   El sociólogo escribe que “la tradición de repetir no parece haber perdido fuerza, sino que se ha mantenido e incluso se ha ganado durante el siglo XXI”.

   En un análisis superficial, los expertos coinciden en que durante el esplendor económico las repeticiones suben y, con la crisis, vuelven a caer. Del mismo modo llama la atención constatar que en el curso 2014-2015 el alumnado de 15 años que estaba en el curso que le correspondía era el 63,9 %, mientras que en Islandia era el 98.9 % y en el Reino Unido el 97,2. En aquellas comunidades con mejores índices se da la circunstan-cia de que tienen una “cultura” tendente a la no repetición que casi siempre llega de las propias autoridades educativas.

   El debate es muy rico y necesario, pues la repetición de curso es un fallo del sistema, no de los estudiantes. Así lo advierte el director de Educación de la OCDE, Andreas Schleicher, quien considera que repetir curso no es la solución sino “una estrategia cara, ineficaz y estigmatizante”, además de afirmar que “España tiene una tolerancia muy alta con este asunto”.

   Algo de eso hay y no deja de ser un detalle preocupante que debería invitarnos a la
reflexión, el estudio y la búsqueda de respuestas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *