Manuel Pinos, la costumbre de vivir.

(A Manuel Pinos, en su jubilación)

   Un hombre es el reflejo de la poesía que ama. En cada verso que sueña hay una voz que lo hace más humano y en cada melodía que dibuja hay una mirada que nos acoge.

   Conocerte, Manuel, ha sido saborear tu aérea bondad, tu compromiso de agua confesable. Para mí, para nosotros has sido una luz de piel amanecer. De la mano de tu palabra hermana nos descubriste que caben muchos recodos en un sendero. Aunque sea humilde, aunque invite a la retirada. Tú me aseguraste, lo recuerdo bien, que en cada uno de ellos encontraremos un compañero para viajar.

   Lo que aprendimos de tu ejemplo lo empleamos en poner fin a los tiempos viejos. Por eso, cuando de nuevo me encontré contigo no dudé en asomarme al interior de mi asombro. Ha sido, Manuel, como acariciar una mañana luminosa. Como disparar versos de rima joven.

   Contigo he sido capaz de adivinar ese fogonazo solidario que te acompaña y habitar en la piel de los nuevos tiempos (escolares). Por eso, con estas palabras me gustaría que el mundo supiera que la escuela es hoy más bella.  Y que lo es porque en ti ha tenido al maestro que sostuvo cálidos futuros por el amor que la belleza te regaló.

   La belleza, Manuel. La misma a la que el poeta le recordó que hay que “reivindicar el espejismo de intentar ser uno mismo, ese viaje hacia la nada que consiste en la certeza de encontrar en tu mirada la belleza”. Con ella de la mano nos miraste al alma y ahí nació otro después. No sabes qué dulces lágrimas recorrieron las mejillas de tu gente. No sabes qué valor tiene la justicia que nos inspiras.   

   No te canses de viajar, Manuel. Y disfruta de esa bendita costumbre de vivir.

 

1 comentario en “Manuel Pinos, la costumbre de vivir.

  1. Carmen Carramiñana

    Yo no soy Manuel pero te agradezco estás hermosas palabras que le dedicas en su tiempo de júbilo. La estela de su compromiso, su paciencia, su amabilidad… nos acompañan.

    Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *