«El día que el bilingüismo llamó a nuestra puerta»

Se cumplen ahora 15 años de aquel día. Era abril de 2005. En la secretaría del colegio «El Justicia de Aragón», de Alcorisa, estábamos Ángel Gracia y yo. Amigo y amigo. Presente y presente.

Ya había finalizado la jornada matinal. El eco de las voces de las criaturas se acurrucaba en los rincones de la escuela. Parecía una especie de duermevela adornada por la conversación sosegada. Mientras, esperábamos la llegada de Rafael Lorenzo.

   En aquellos tiempos Rafael era el Jefe del Servicio Provincial de Educación de Teruel. Nuestra relación profesional y personal era cercana y afectuosa. Colaborábamos con gusto y con una buena disposición para cuantos proyectos amanecían en horizontes compartidos. E íbamos a mantener un encuentro histórico.

   Hacía tiempo que yo conocía el funcionamiento de algunos colegios bilingües en Aragón. Eran centros que formaban parte de una red de colegios públicos que colaboraban con The British Council. En ellos el aprendizaje se desarrollaba en inglés y español, con una metodología diferente. Además, el trabajo en equipo era fundamental.

Aquella mañana recibimos una invitación especial: implantar en nuestro colegio un Currículo Integrado Inglés-Español, lo que popularmente se conoce como «Bilingüismo».

   – El curso que viene el Departamento de Educación pretende implantar el bilingüismo en tres colegios: uno en Fraga, el San José de Calasanz, otro en Zaragoza, en Montecanal y otro en Teruel. ¿Qué os parece que fuese aquí, en Alcorisa? – preguntó Rafael.

    – ¿Aquí? ¡Fenomenal, ya lo sabes! – contesté – Sería estupendo que nuestro colegio fuese bilingüe. Y es fantástico que hayáis penado en «el Justicia», porque me imagino que implantar el programa, con la de novias que tendrá…

   – Bueno, no tantas, no te creas – me interrumpió – Pero lo importante es que pensamos que Alcorisa tiene todo lo necesario para llevar adelante este proyecto. Primero por vuestro interés, que me consta que es muy grande, por lo menos por vuestra parte. Y segundo porque no sé si sabes que es condición «sine qua non» que el IES también se sume al programa. Tiene que convertirse en vuestro centro de referencia. Y una cosa está clara: si hay un colegio y un IES que trabajen juntos magníficamente bien esos sois vosotros, así que…¿cómo lo veis?

   – ¿Que cómo lo vemos? ¡Pues que es el momento que hace tiempo esperábamos! ¡Y ya ha llegado! Además, me consta que a Antonio (Martínez, Director del IES) la idea le va a entusiasmar, ¿verdad, Ángel?

  • Desde luego, eso por descontado -confirmó mientras sonreía.
  • Y hablando de todo un poco, ¿qué plazo tenemos para…?

No me dejó acabar la pregunta.

   – Menos de un mes.

   – ¿Menos de un mes?

   – Menos de un mes.

   – No es mucho.

   – No, no es mucho, pero tiene que ser suficiente. Habrá que hablar con mucha gente y habrá que hacerlo con convicción y diligencia y eso puedes hacerlo. Podéis hacerlo.

  No es fácil explicar lo que me pasó por la cabeza aquel día, pero recuerdo que fueron sensaciones intensas, apresuradas, preocupadas, urgentes, ilusionadas. Porque se abría un futuro ancho y prometedor y porque sin duda era una posibilidad de progreso social que llegaba a nuestro pueblo. El camino que emprendimos a partir de entonces merecerá ser descrito con detalle y cariño en otro momento.

 Porque no eran buenos tiempos para «el bilingüismo». El profesorado era reticente y las familias no acababan de entender muy bien qué necesidad había de cambiar. Por eso hubo que trabajar mucho durante aquellos días y a partir de entonces.

Y porque hubo incomprensión y una dura oposición por parte de algunos sectores conservadores que se emplearon a fondo para impedir lo que muchos entendimos que era una oportunidad para que el progreso llegase a nuestro pueblo. Sin embargo todo aquello se superó. Hoy los centros educativos de Alcorisa desarrollan sus proyectos educativos prendidos a un currículo bilingüe que proporciona grandes beneficios a su alumnado y a la comunidad. Quizá de ello hablemos en otro momento, porque, como dijo Scarlett O’Hara: «Tomorrow is another day».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *